Cómo ayudar a una persona con ludopatía

ludopatía¿Qué es la ludopatía?

Podemos entender la ludopatía  como un fenómeno que impide que una persona se pueda resistir a los impulsos a jugar.

Aunque la ludopatía no es caracterizada únicamente por la incapacidad de controlar los impulsos a jugar, sino que la persona que padece este trastorno psicológico desarrolla una adicción al juego.

De este modo, la ludopatía se asemeja en múltiples aspectos a las adicciones químicas, pues cuando un ludópata se priva de su deseo de jugar, experimenta sensaciones parecidas a las que padece una persona con adicción a una sustancia cuando no puede consumir.

Por lo tanto, la ludopatía acaba constituyendo una adicción conductual, necesitando el sujeto jugar de forma reiterativa para satisfacer las exigencias de gratificación de su cerebro.

A continuación, ofrecemos 11 consejos útiles, para ayudar a un amigo o familiar a superar su adicción al juego.

  1. Comprende su problema

El primer paso que debemos realizar si queremos ayudar a un ludópata, es entender bien en qué consiste una ludopatía. Pues, poco podremos ayudar a un ludópata si no somos capaces de entender qué le está pasando y qué papel tiene el juego en su cabeza.

  1. Pregunta sin juzgar

No todas las personas con una adicción al juego, presentan su adicción de una forma idéntica. Por ello, deberemos conocer cómo vive la ludopatía la persona a la que queremos ayudar.

Será muy diferente si queremos ayudar a un ludópata que identifica su relación con el juego como una adicción y que está convencido de que quiere superarlo, que si queremos ayudar a un ludópata que ni siquiera reconoce tener un problema con el juego.

Para hacerlo, es importante realizar preguntas sin emitir ningún juicio de valor previamente. Por lo que es mejor que responda según sus propios pensamientos, que en base a lo que le dices tú.

  1. Relaciona el juego con problemas

Si decimos que la persona que padece ludopatía no identifica el juego como problema, deberemos hacérselo ver de forma habilidosa.

Así, existen técnicas más eficaces que repetir constantemente a una persona con una ludopatía que tiene problemas con el juego y que tiene que dejar de hacerlo.

Una de ellas es relacionar el juego con posibles problemas que le puede haber ocasionado. Como por ejemplo: derroches de dinero, problemas económicos, conflictos de pareja, problemáticas familiares, consumo de alcohol, conflictos laborales, etc.

Estos son sólo algunos ejemplos de los problemas que muy probablemente haya ocasionado el juego en un ludópata.

  1. Infórmale sobre el juego patológico

Una vez que sea capaz de relacionar el juego con las problemáticas que se le han ido presentando, se le puede empezar a informar sobre la ludopatía.

En este momento, estará empezando a analizar su relación con el juego, por lo que probablemente no esté tan cerrado a la información que le puedas proporcionar sobre su situación.

No obstante, se debe proporcionar la información con cierta cautela, sin caer en determinismos o catalogaciones.

  1. Cambia el foco de atención

A pesar de que un jugador patológico puede ser consciente de que tiene un problema con el juego, su propia adicción puede llevarle a negarlo e interpretar sus problemas de una forma distinta.

De este modo, puede ser consciente de sus problemas y de su complicada relación con el juego, pero no otorgarle a este último la plena responsabilidad sobre sus dificultades.

Ante estas situaciones, lo que podemos hacer es cambiar el foco de atención, hacia aumentar su motivación.

Si plantemos objetivos que sean relevantes para el ludópata, será más sencillo que aumente su motivación que si el objetivo en sí consiste en simplemente abandonar la conducta que más le gusta realizar.

6. Proporciónale alternativas

ludopataLas personas que son adictas al juego suelen invertir muchas horas a jugar. Entones, si quiere dejar de hacerlo, deberá encontrar otras actividades con las que ocupar ese tiempo.

Buscar actividades que sean incompatibles con el juego. Hacer ejercicio, leer, quedar con amigos, pasear,… pueden ayudar a que evite el juego en las horas que solía jugar.

  1. Motívale para el cambio

Es muy importante motivar al ludópata para que consiga dejar de jugar. Como hemos dicho, superar una adicción es una tarea muy complicada y la base del éxito es en la motivación.

Así mismo, será importante remarcar todos sus logros por pequeños que sean, darles valor e incentivarlo a que siga esforzándose para superar su adicción.

  1. Ayúdale a evitar situaciones peligrosas

Aunque una persona esté muy convencida y motivada para dejar el juego, puede haber ciertas situaciones en las que se le haga extremadamente complicado evitar el juego.

Estar cerca de lugares con maquinas tragaperras, bingos, casinos o momentos en los que pueda consumir alcohol constituirán situaciones peligrosas que pueden incitar una recaída.

Así, puedes ayudarle a hacer una lista de “situaciones peligrosas” y confeccionar una agenda que permita evitarlas por completo.

  1. Incítale a realizar actividades recreativas saludables

La ludopatía suele estar ligada a un estilo de vida poco saludable. Esto es, consumo de alcohol, pocas horas para el cuidado y vida desorganizada.

Por tanto, promover una vida organizada, con horarios bien establecidos, buen descanso por la noche, buen ambiente familiar y alimentación saludable, son otros aspectos importantes para evitar recaídas.

  1. Busca ayuda profesional

Un psicólogo, experto en adicciones podrá ayudarle a mantener su conducta abstinente. También, ofrecerle pautas para reducir y controlar la sintomatología asociada.

  1. Bríndale apoyo

Finalmente, es importante que durante el proceso de cambio puedas brindarle el apoyo que necesite.

Superar una adicción es una tarea complicada. Por lo que muy probablemente, el ludópata viva momentos de estrés y angustia, y necesite alguien en quien apoyarse.

No seas excesivamente duro, intenta empatizar con su sufrimiento y extiéndele la mano para ayudarle a caminar hacia el cambio.

 

Fuente de la imagen: hogarmanía y definicionyque

Recuerda que puedes visitar más artículos en esta línea, en la sección psicología autoayuda y bienestar. Si lo que te apetece es reflexionar, encontrarás bonitos cuentos y fábulas en la sección para reflexionar. O bien, también puedes acceder a la sección de recursos, donde podrás encontrar guías muy útiles de diversas temáticas.

¡Anímate y navega por nuestro blog!

Y si quieres conocernos, no dudes en visitar nuestra web.

Si te ha gustado este artículo, compártelo 😉

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *