Cómo mantener una actitud positiva en un ambiente negativo

actitud positivaActitud positiva en un ambiente negativo

Diariamente nos enfrentamos a retos, obstáculos, situaciones difíciles,… que más o menos vamos solventando. Pero si a éstos le sumamos, realizarlo en un ambiente negativo, mantener una actitud positiva se vuelve doblemente reto.

Normalmente, este ambiente negativo está cargado de personas pesimistas, críticas, que no aportan soluciones, que generan tensión,… que en lugar de sumar, restan.

Sólo tenemos que irnos a las redes sociales, medio que impera hoy en día en nuestra comunicación, y observar, cómo está cargado de mensajes negativos, de críticas, de hacer daño por hacer. Hasta se les a dado un nombre propio, los Haters (odiadores). Por no entrar en determinados programas de televisión, en los que parece que cuanto más se hiere a alguien, mejor comunicador se es.

Si vemos o leemos las noticias, sólo ocurren cosas negativas. Una gran parte de los contenidos versan sobre desgracias, guerra, corrupción, delincuencia,… Y es cierto que esto existe, y que no podemos mirar para otro lado, pero también pasan cosas buenas. Las personas consiguen lo que se proponen, alcanzan éxitos, hacen cosas por los demás, son felices en sus vidas, hay armonía familiar, avances médicos y científicos,… Esto también forma parte de la realidad.

Además, muchas veces, este ambiente negativo proviene de personas que son muy allegadas a nosotros: compañeros de trabajo, algún amigo, algún familiar,…con lo que es difícil pensar en no coincidir con personas negativas o que éstas vayan a cambiar.

Éste ambiente, es claramente el que más nos influye. Puede llegar a desmotivar cualquier situación, a frenar ilusiones, a consumir nuestra energía, a transmitir su negatividad.

Y es que, parece que la crítica se haya vuelto una necesidad. Si nos paramos a pensarlo detenidamente, ¿cuántas de estas críticas son constructivas? ¿realmente aportamos con ese comentario? ¿nos paramos a pensar el efecto que puede crear en la otra persona?

positivismo¿Cómo mantener mi actitud positiva?

Como decíamos al inicio, mantener una actitud positiva ante tanta negatividad es un doble reto.

Nuestro objetivo debe ir orientado a crearnos un escudo para que ese negativismo no nos afecte. Imaginarnos un chubasquero que no deja que cale nada. Pero ¿cómo creamos este escudo?

Pedir que sean específicos. Nuestra lógica, difícilmente los va a convencer, pero quizás, hacerles preguntas específicas o pedirles que pongan ejemplos, puede hacerles pensar, sobre si su pensamiento tiene sentido.

Usar el humor. Emplear el humor, es una buena forma de romper con la negatividad. Restar importancia con algo de chispa, desactiva incluso al más negativo.

No discutir. Si discutimos lo que hacemos es sumar más negativismo, añadimos leña a su fuego y por tanto, lo avivamos más.

Desconectar. Después de una jornada más o menos larga, nada como compartir el siguiente momento con alguien en la misma onda de positividad. Si no está accesible, recursos como dar un paseo, una ducha relajante, tomar un vaso de agua fresquita, escuchar música…también pueden ayudarnos.

Tomar distancia. Como hemos dicho antes, difícilmente no vamos a coincidir con personas negativas, pero, sí podemos elegir el tiempo que pasamos con ellas.

Valorar la actitud positiva. Es algo muy preciado en ti. Niégate a permitir que los demás la empañen. Recuerda que tu actitud positiva es un tesoro para ti y que te pertenece a ti.

Empatizar. Todo el mundo, si pudiese elegir, elegiría una actitud positiva frente a la vida, ya que ésta nos hace más felices. Piensa, que si supiesen cómo hacerlo, dejarían de lado la negatividad.

Mantener una actitud positiva cuando la de nuestro alrededor es negativa es un desafío difícil, pero permitir que los demás nos arrastren a su pensamiento negativo es un precio demasiado alto. Así que, ¡ponte tú escudo!

Fuente de la imagen: eligetuelcaminoconmaribel y blogspot

Recuerda que puedes visitar más artículos en esta línea, en la sección psicología autoayuda y bienestar. Si lo que te apetece es reflexionar, encontrarás bonitos cuentos y fábulas en la sección para reflexionar. O bien, también puedes acceder a la sección de recursos, donde podrás encontrar guías muy útiles de diversas temáticas.

¡Anímate y navega por nuestro blog!

Y si quieres conocernos, no dudes en visitar nuestra web.

Si te ha gustado este artículo, compártelo 😉

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *