¿Es posible estar siempre feliz?

feliz¿Es posible estar siempre feliz?

Vivimos en un mundo en el que está de moda eso de ser feliz. Continuamente vemos mensajes de emociones positivas, de automotivación, encaminados a la búsqueda constante de la felicidad.

Eso está genial. Pero hay que saber, que no siempre se puede estar en un estado de eterna felicidad.

La vida no es de color de rosas. Eso ya lo aprendimos. A veces, surgen situaciones, más o menos buscadas, que nos alejan de ese imperante objetivo de búsqueda de la felicidad.

En ocasiones, nos frustramos, puesto que, no conseguimos mantener ese estado durante mucho tiempo. Y yo me pregunto, ¿es un objetivo alcanzable? ¿Vivir siempre felices es posible? ¿Si hoy me encuentro triste, es sinónimo de haber fracasado?

En un estudio publicado recientemente por la revista Journal of Experimental Psychology, a partir de una muestra de 2.324 participantes, se llega a la conclusión de que, aquellas personas que experimentan las emociones que quieren experimentar, independientemente de que sean agradables o desagradables, muestran unos índices mayores de felicidad.

Es decir, en la medida en la que experimentamos la emociones que deseamos, sean de alegría o de tristeza, por ejemplo, contribuimos a nuestro nivel de felicidad general.

Traducido, de lo que reamente estamos hablando, no es de estar siempre felices y de huir de las emociones negativas, no. De lo que estamos hablando es de aceptar esas emociones. De tolerar las emociones desagradables y disfrutar de las emociones agradables.

Si estás triste, porque la situación lo requiera, permítete estar triste. No por ello te alejas de la felicidad. Tenemos que ser congruentes. No podemos pretender, que ante una mala respuesta de un ser querido, un problema en el trabajo, una pérdida de algo deseado, o simplemente un mal día, se mantenga intacto ese deseo imperioso de búsqueda de la felicidad.

No por qué hoy, no esté del mejor humor del mundo, quiere decir que sea menos feliz. No podemos exigirnos tanto. Tenemos que permitirnos esa tristeza medida, ese día con menos ganas de sonreír, porque esa es la vida. Y aceptar, que las emociones negativas existen, que de vez en cuando es necesario estar triste, nos acerca a la verdadera felicidad.

¡Permítete sentir!

Fuente de la imagen: pixabay

Recuerda que puedes visitar más artículos en esta línea, en la sección psicología autoayuda y bienestar. Si lo que te apetece es reflexionar, encontrarás bonitos cuentos y fábulas en la sección para reflexionar. O bien, también puedes acceder a la sección de recursos, donde podrás encontrar guías muy útiles de diversas temáticas.

¡Anímate y navega por nuestro blog!

Y si quieres conocernos, no dudes en visitar nuestra web.

Si te ha gustado este artículo, ayúdanos y compártelo 😉

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *