Fábula: La anciana que perdió su aguja

anciana y aguja okOs dejamos esta bonita fábula, la anciana que perdió su aguja, esperamos que os guste.

Una tarde la gente vio a una anciana buscando algo frente a su choza. Algunas personas se acercaron para intentar ayudarla.

 

– ¿Qué has perdido?

 

– Mi aguja – dijo ella.

 

Todos se pusieron a buscarla pero pasado un rato, alguien le preguntó:

 

– La calle es muy larga y la aguja muy pequeña, ¿puedes indicarnos el sitio donde cayó?

 

– Dentro de mi casa – respondió la anciana.

 

Las personas la miraron asombrados. Algunos incluso se molestaron.

 

– ¿Acaso te has vuelto loca? ¿Por qué buscas la aguja en la calle si está dentro de tu casa?

 

La anciana, sonriente, les respondió:

 

– Porque dentro de la casa no hay luz.

 

– Entonces lo más sensato es encontrar una lámpara y buscar adentro.

 

La anciana rió y les dijo:

 

– Sois muy inteligentes para las cosas pequeñas, ¿cuándo vais a usar esa inteligencia para vuestra vida interior?

 

Moraleja: A menudo buscamos las respuestas a los problemas fuera de nosotros, cuando en realidad la solución está en nuestro interior. Culpamos a los demás o a las circunstancias en vez de tomar las riendas, solo porque no queremos reconocer nuestra cuota de responsabilidad. Sin embargo, de esta forma jamás encontraremos una solución realmente satisfactoria que nos permita crecer.

 

Fuente de la imagen: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/85/Kamakura-buddha-2.jpg

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *