Viaje a Holanda: relato sobre la aceptación del diagnóstico de discapacidad en un hijo

discapacidadHoy os dejamos un magnífico relato de Emily Peral Kingsley, escritora de Barrio Sésamo y madre de un niño con Síndrome de Down. Este relato nos habla acerca del proceso de aceptación del diagnóstico de discapacidad de un hijo .

Planear nuestro futuro es como planear un fabuloso viaje de vacaciones a Italia: compras muchas guías de turismo y haces unos planes maravillosos: El Coliseo, el David de Miguel Ángel, las góndolas de Venecia…También puedes aprender algunas frases en italiano. Todo es excitante.

Después de meses de preparación, finalmente llega el día: Haces las maletas y estás nervioso.

Algunas horas después, en el avión, la azafata dice:

– “Bienvenidos a Holanda”, “¿Holanda?”, preguntas. “¿Cómo que Holanda? ¡Yo pagué para ir a Italia! Toda mi vida he soñado con ir a Italia.”

Sin embargo, ha habido un cambio en el plan de vuelo, el avión ha aterrizado en Holanda y ahí te tienes que quedar. Así que tienes que salir y comprar nuevas guías de turismo, incluso tendrás que aprender un idioma nuevo.

Lo importante es que no te han llevado a un lugar horrible. Se trata, simplemente, de un lugar diferente. Es más lento y menos deslumbrante que Italia. Pero después de pasar allí algún tiempo y de recuperar la respiración, empiezas a mirar a tu alrededor y te das cuenta de que Holanda tiene molinos de viento, tulipanes, incluso Rembrandts…

Pero todos tus conocidos están ocupados yendo y viniendo de Italia, presumiendo de los días maravillosos que han pasado. Y durante el resto de tu vida, te dirás: “Sí, ahí es donde se suponía que iba yo. Eso es lo que yo había planeado.”

Este dolor no desaparecerá nunca, porque la pérdida de este sueño es una pérdida muy significativa. Pero si malgastas tu vida lamentando no haber ido a Italia, nunca podrás ser libre para disfrutar de lo que es especial: las cosas encantadoras que te ofrece Holanda.

Compartir:

2 thoughts on “Viaje a Holanda: relato sobre la aceptación del diagnóstico de discapacidad en un hijo

  1. Héctor Viggiano dice:

    Me encantó el relato con un poder de síntesis genial y lo mas importante la claridad didáctica de la historia. Lo leo en este momento que tengo dos muy amigos abuelos como yo que hace muy poco tiempo tuvieron a diferencia de dias bebés con Síndrome de Down, una hija de uno y del otro un hijo. Uno nos contó el otro no. El que no contó debe superarlo el episodio, es su personalidad muy cerrada. Quisiera que me lo cuente sin sugerirle nada.Que nazca de él, quiero que se alivie y vea que es algo distinto pero que la capacidad de amar y lo cariñosos que son es inigualable.

    1. Gracias por tu comentario. Ante el caso que comentas, como bien dices, lo mejor es darle su tiempo para que lo comente, pues muchas personas, necesitan un proceso para asimilar la noticia de que a casa llegue un pequeño con Síndrome de Dwon. Pero por suerte, rápidamente verá como es un pequeño muy especial y que necesitará del mismo cariño que cualquier otro niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *