Cómo superar una pérdida

pérdida
El proceso de duelo - la pérdida Normalmente, asociamos el proceso de duelo con la respuesta que se produce en nosotros tras haber vivido la pérdida de un ser querido. Pero ese proceso, aparece en nosotros ante cualquier tipo de pérdida: una ruptura sentimental, un trabajo, un determinado estatus, una estabilidad, la salud,… Por tanto, cuando experimentamos una pérdida, lo que ocurre dentro de nosotros, emocionalmente, es ese proceso de duelo y como todo proceso, tiene una serie de etapas: - Negación: supone una defensa emocional contra el dolor. Pensamiento del tipo “esto no me puede estar...
Leer más

7 trucos para conseguir un pensamiento positivo

Conseguir un pensamiento positivo Cambiar nuestra manera de pensar, dirigiéndola hacia una forma de pensar más positiva, es posible, sólo necesitas de un poco de entrenamiento y constancia por tu parte, hasta que consigamos un pensamiento positivo de una forma automática y sin esfuerzos por nuestra parte. A continuación, os dejamos unos sencillos trucos, que nos ayudaran a tener un mayor número de pensamiento positivo. Comienza el día sonriendo Todo depende de la actitud que pongamos en nuestra vida. Si nos levantamos de mal humor es mucho más probable que todo nuestro día sea valora...
Leer más

Aprenda a controlar sus pensamientos ansiosos

Aprenda a controlar sus pensamientos ansiosos La manera de pensar sobre las cosas afecta a la forma en que sentimos y los sentimientos repercuten en la manera de comportarnos. Los pensamientos ansiosos o negativos, pueden ser difíciles de detectar, debido a que aparecen de forma automática y rápida, convirtiéndose en un hábito, sin que nos demos cuenta de ello. Aprender a detectar estos pensamientos ansiosos es una habilidad que se puede dominar con el tiempo. Cuando estamos ansiosos se tiende a pensar de forma distorsionada, a esto se le llama “errores del pensamiento” o “distorsion...
Leer más

Nuestra percepción de la realidad.

Nuestra percepción de la realidad. Cuentan que a un oasis llegó un joven, tomó agua, se aseó y le preguntó a un viejecito que se encontraba descansando: ¿Qué clase de personas hay aquí? En vez de responderle, el anciano le preguntó: ¿Qué clase de gente había en el lugar de donde tú vienes? "Oh, un grupo de egoístas y malvados" replicó el joven. "Estoy encantado de haberme ido de allí". A lo cual el anciano comentó: "Lo mismo habrás de encontrar aquí". Ese mismo día, otro joven se acercó a beber agua al oasis, y viendo al anciano, preguntó: ¿Qué clase de personas viven en este lu...
Leer más