¿Por qué no tengo deseo sexual?

¿Por qué no tengo deseo sexual? Vivimos en un mundo altamente exigente y estresante,  esto puede influirnos negativamente en nuestros niveles de deseo sexual, pero, ¿podemos hace algo? Deseo sexual y excitación van unidos generalmente, de ahí la importancia del deseo. A pesar de esta importante unión, no queremos decir que no exista excitación sin deseo o incluso deseo sin excitación, pero si queremos recalcar la fuerte relación entre ambos y las importantes consecuencias de que el deseo no se encuentre presente. Existen muchas circunstancias que median e interfieren en nuestro n...
Leer más

La fábula del Pescador

La fábula del Pescador En cierta ocasión iba un ejecutivo paseando por una bonita playa vestido con sus bermudas (de marca), sus gafas de sol (también con marca muy visible), su polo (con mucha marca), su gorra (con marca destacada), su reloj (de marca y carísimo), su calzado deportivo (donde todo era marca), su móvil colgado de la cintura (el móvil con marca y la bolsa en la que colgaba, también) y su gomina en el pelo ( sin marca, pero tan abundante que uno podía adivinarla). Eran las dos del mediodía cuando se encontró con un pescador que felizmente recogía sus redes llenas de pes...
Leer más

El Carpintero y la Vida

El Carpintero y la Vida Un carpintero, estaba a punto de jubilarse. Este le comunicó a su jefe, la decisión de dejar el negocio de la construcción, para poder llevar una vida más placentera junto a su esposa y así disfrutar los últimos años de su vida. Su jefe, lamentó perder al mejor empleado. Pero antes de que se retirara definitivamente de su trabajo, le pidió que construyera una última casa. El carpintero, accedió por compromiso. No puso mucho esmero, ni entusiasmo en el trabajo, como en otras épocas, no cuidó los detalles. Así que la construcción, no se veía muy bien, incluso...
Leer más

Los ciegos y el elefante

Los ciegos y el elefante  Había una vez seis hombres ciegos que vivían en Indostán, que querían ampliar sus conocimientos y aprender cómo era un elefante, por lo que decidieron que cada uno, por la observación del tacto, podría satisfacer a su mente. El primero, al acercarse al elefante, chocó contra su lado ancho y fornido, por lo que en seguida empezó a gritar: "¡Bendito sea Dios! ¡El elefante es muy similar a una pared!" El segundo, palpándole el colmillo, gritó: "Oh! lo que tenemos aquí, es muy cilíndrico, suave, y aguzado. Para mí esto es muy claro, esta maravilla de elefante es mu...
Leer más

En el camino aprendí

crecimiento personal
    Hoy os dejamos un poema de Rafael Amor. Esperamos que os guste.   En el camino aprendí, que llegar alto no es crecer, que mirar no siempre es ver ni que escuchar es oír ni lamentarse sentir ni acostumbrarse, querer… En el camino aprendí que estar solo no es soledad, que cobardía no es paz ni ser feliz, sonreír y que peor que mentir es silenciar la verdad. En el camino aprendí que puede un sueño de amor, abrirse como una flor y como esa flor morir, pero en su breve existir, fue todo aroma y color. En el camino aprendí, que ignorancia no es no ...
Leer más