El coleccionista de insultos

El coleccionista de insultos Cerca de Tokio vivía un viejo gran Samuray, muy sabio y maestro de budismo, con fama de ser invencible en peleas. Cierto día un gran guerrero lo retó a un duelo. Este nunca había perdido una batalla tampoco, por eso todos lo conocían como altivo, altanero, prepotente, fanfarrón y además también se creía ser el dueño de todas las verdades. Este joven guerrero era famoso por su falta de escrúpulos, tosquedad, egolatría y por usar la técnica de la provocación: esperaba que el adversario hiciera su primer movimiento y gracias a su inteligencia especialmente dedi...
Leer más

La metáfora de las piedras

La metáfora de las piedras                   Un profesor, delante de sus alumnos de la clase de filosofía, sin decir ni una palabra, cogió un bote grande de vidrio y procedió a llenarlo con piedras del tamaño de pelotas de golf. Después preguntó a los estudiantes si el bote estaba lleno. Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que sí. El profesor cogió una caja llena de piedras del tamaño de perdigones y lo vació dentro del bote. Estas llenaron los espacios vacíos que quedaban entre las piedras más grandes. El profesor volvió a preguntar de nuevo a los estudiantes si el bote...
Leer más

¿Cómo organizar nuestro tiempo?

Vivimos en un ambiente de demandas cada vez más exigentes. Nos hemos convertido en padres/madres, hijos/as, hermanos/as, amigos/as, pareja, jefe/empleado/, casero/inquilino, demasiados roles que ejercer a la vez y el día sólo tiene 24 horas. Para poder organizar mejor nuestro tiempo, una forma muy útil que nos ayudará a ello es realizar una lista con todas las cosas que tenemos que hacer. Una vez que tengamos la lista de todas y cada una de las cosas que nos disponemos a hacer durante la semana, nos resultará muy práctico coger una agenda o un organizador de semana e ir rellenándolo....
Leer más

Un pez debe ser pez

Hoy os dejamos un cuento para reflexionar: “Un pez debe ser pez”.   “Los animales del bosque se dieron cuenta un día de que ninguno de ellos era el animal perfecto: los pájaros volaban bien, pero no nadaban ni escarbaban; la liebre era una estupenda corredora, pero no volaba ni sabía nadar… Y así todos los demás.   ¿No habría manera de establecer una academia para mejorar la raza animal? Dicho y hecho.   En la primera clase de carrera, el conejo fue una maravilla, y todos le dieron sobresaliente; pero en la clase de vuelo subieron al conejo a la rama de un árbol y le ...
Leer más