El problema

El problema Tras la muerte del guardián con el que compartía la administración del monasterio, el gran maestro convocó a todos sus discípulos con la intención de escoger un sustituto para esta tarea tan importante: - Voy a plantearos un problema. Aquel que lo resuelva antes será el nuevo guardián del templo. Colocó en medio de una gran sala un banco y, sobre él, dispuso un bellísimo jarrón de porcelana con rosas rojas en él. -Ese es el problema - les dijo a los muchachos, dejándolos perplejos ate este extraño enigma. Todos quedaron paralizados hasta que uno de ellos se levantó, mir...
Leer más