Tristeza: 3 pasos para combatirla

Tristeza: 3 pasos para combatirla
Todos en algún momento, experimentamos sucesos desagradables a lo largo de nuestras vidas, un día malo, una discusión con un amigo, la pérdida de un trabajo, la ruptura de una relación de varios años, etc., que por lo general nos provocan un estado de tristeza y malestar bastante desagradables.
En muchas ocasiones el único recurso que se nos ocurre es desahogarnos contándoselo a alguna persona de confianza. Esto en algunos casos puede resultar liberador, pero si esta conducta se repite con mucha frecuencia, corremos el riesgo de que ese pensamiento tan desagradable esté presente en nuestros pensamientos y nuestro día a día durante un tiempo mucho más prolongado, con lo que nuestro malestar también permanecerá con nosotros más tiempo del recomendable.
Es por ello que hoy proponemos un sencillo método que puedes probar para hacer frente a esos problemas y circunstancias por las que todos pasamos y tanto malestar nos generan, con el objetivo de mejorar tu nivel de calidad de vida y por lo tanto tu satisfacción vital.
Primer paso: Habla con una persona de confianza sobre tu problema, y anota su opinión y los posibles consejos que te aporte.
Segundo paso: Hemos de ser plenamente conscientes de que es lo que nos está generando el malestar. Por ello recomendamos que escribas cualquier pensamiento negativo que se te ocurra a lo largo del día y junto a él, escribe que podrías hacer para que el problema fuese menor (hablar con la persona que te ha dañado para que entienda lo que ha hecho, disculparte por tu conducta, pedir ayuda profesional, organizar tu semana, actualizar tu currículum, hacer deporte, etc.).
Tercer paso: Al finalizar el día, trata de encontrar cualquier cosa que tenga algo de valor o por la que creas que debes estar agradecido. Proponte encontrar cada semana 20 cosas que pueda apreciar y anótalas.
El objetivo que pretendemos alcanzar con estas propuestas es, por un lado, que descubras que recursos tienes y que puedes hacer para solucionar, arreglar o mejorar tu problema y por otro lado que logres cambiar tu manera de ver la vida, apreciando cada vez más y despreciando menos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *