Cómo controlar las emociones en las discusiones

emociones
Emociones y discusiones peligrosas En ocasiones, las discusiones pueden llegar a ser peligrosas para nosotros, para la otra persona y nuestra relación. Esto es debido a la gestión que hemos hecho de nuestras emociones durante la conversación. Las discusiones peligrosas, con frecuencia son aquellas en las que nuestra prioridad es tener razón. Y por norma general,  no suelen lograr ningún resultado positivo. Las discusiones, que no forman parte de un debate, sino que calificamos de pelea, ya sea en el ámbito familiar, social o laboral, son peligrosas. Pues dañan la relación, pudiendo además,...
Leer más

Aprenda a controlar sus pensamientos ansiosos

Aprenda a controlar sus pensamientos ansiosos La manera de pensar sobre las cosas afecta a la forma en que sentimos y los sentimientos repercuten en la manera de comportarnos. Los pensamientos ansiosos o negativos, pueden ser difíciles de detectar, debido a que aparecen de forma automática y rápida, convirtiéndose en un hábito, sin que nos demos cuenta de ello. Aprender a detectar estos pensamientos ansiosos es una habilidad que se puede dominar con el tiempo. Cuando estamos ansiosos se tiende a pensar de forma distorsionada, a esto se le llama “errores del pensamiento” o “distorsion...
Leer más

Nuestra percepción de la realidad.

Nuestra percepción de la realidad. Cuentan que a un oasis llegó un joven, tomó agua, se aseó y le preguntó a un viejecito que se encontraba descansando: ¿Qué clase de personas hay aquí? En vez de responderle, el anciano le preguntó: ¿Qué clase de gente había en el lugar de donde tú vienes? "Oh, un grupo de egoístas y malvados" replicó el joven. "Estoy encantado de haberme ido de allí". A lo cual el anciano comentó: "Lo mismo habrás de encontrar aquí". Ese mismo día, otro joven se acercó a beber agua al oasis, y viendo al anciano, preguntó: ¿Qué clase de personas viven en este lu...
Leer más

La historia del lápiz

La historia del lápiz El niño miraba al abuelo escribir una carta. En un momento dado, le preguntó: –¿Estás escribiendo una historia que nos pasó a los dos? ¿Es, quizá, una historia sobre mí? El abuelo dejó de escribir, sonrió y dijo al nieto: –Estoy escribiendo sobre ti, es cierto. Sin embargo, más importante que las palabras es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueses como él cuando crezcas. El niño miró el lápiz, intrigado, y no vio nada de especial. –¡Pero si es igual a todos los lápices que he visto en mi vida! –Todo depende del modo en que mires las cosas. Hay en...
Leer más